https://activaccion.com/1215286676062843
El-SAR-puede-ayudar-a-potenciar-nuestro-desarrollo-personal

Qué es el Sistema de Activación Reticular o SAR

El Sistema de Activación Reticular o SAR, es el encargado de seleccionar le información relevante captada por los sentidos. Es decir, es la parte del cerebro que ajusta o regula nuestra percepción o la forma en la que vemos al mundo.

El SAR es lo que hace que cuando algo nos interesa veamos esto o algo relacionado en todas partes. Ha sido fundamental para la supervivencia de nuestra especie, y nos ayuda a enfocarnos en nuestros objetivos, al mantenernos en alerta y hacer visible la información útil.

Si bien los estímulos externos son captados por los sentidos, es la información seleccionada por el SAR, junto a tus creencias, lo que configura tus pensamientos y emociones. Lo que a su vez  determina tu forma de actuar, y por ende, el resultado de tus acciones.

El SAR filtra la información innecesaria, y pone el foco sobre lo que es más importante. Además, este filtro lo hace en función de los parámetros que se le dan, es decir, toma forma con base en las creencias personales.

Esto significa que si nos concentramos en ciertas metas o propósitos, nuestro SAR se encargará de revelar toda la información, personas y oportunidades que contribuyan a conseguir los objetivos propuestos.

Es por ello que los especialistas creen que es posible programar el SAR. De manera que se coordinen los pensamientos conscientes y subconscientes, reemplazando las creencias limitantes por otras potenciadoras.

El SAR puede ayudar a potenciar nuestro desarrollo personal | Pixabay

Cómo puede mejorar tu vida el SAR

Si consideramos que gracias al SAR, somos capaces de escuchar nuestro nombre en una sala con mucho ruido, filtrando los estímulos “irrelevantes”, es lógico suponer que también podríamos programar nuestro cerebro para enfocarse en lo que nos interesa.

Siendo así, propuestas como la “ley de atracción” cobran sentido. Pues en efecto, el SAR te permite “atraer” lo que piensas, es decir, aquello en lo que centras tu atención, sea positivo o negativo.

Entonces el primer paso hacia la consecución de una meta debería ser examinar tus creencias para identificarlas, cuestionarlas y modificarlas. A partir de allí, tu SAR te permitirá enfocar tus sentidos, pensamientos y acciones, aumentando tus posibilidades de alcanzar el éxito.

Recuerda que está demostrado que una actitud positiva respecto a tu persona y la vida en general puede marcar la diferencia en todos los ámbitos. Además, acompañarse de personas positivas e ingeniosas también potenciará nuestro crecimiento y desarrollo personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *