Lo que debes saber sobre el desánimo y qué puedes hacer superarlo

Lo que debes saber sobre el desánimo y qué puedes hacer superarlo

Todos nos hemos sentido alguna vez desmotivados o desanimados. Y es que el desánimo es una emoción que se puede presentar en múltiples oportunidades a lo largo de nuestra existencia y por diversas razones.

El desánimo se caracteriza por hacernos sentir falta de energía para enfrentar el día a días. Así como un bajo entusiasmo y una sensación de pesadumbre o cansancio. Cuyas causas pueden ser emocionales, pero también originarse por alteraciones psicológicas.

Entre las causas físicas o problemas de salud que pueden estar detrás del desánimo, se encuentran la anemia, deficiencias en el sistema inmunitario, insomnio, alteraciones de la tiroides y algunos problemas neurológicos.

Pero si lo que origina el desánimo no es un problema de salud, lo más razonable es experimentar esa emoción, sintiéndola, reconociéndola y comprendiendo que es completamente normal. Pues tal como la alegría, lo lógico es que vaya y venga.

No obstante, conviene saber que el desánimo también puede ser el preludio de la tristeza y la depresión, lo que puede afectar de manera significativa nuestro normal desempeño en los diferentes ámbitos de nuestra vida. De allí que es importante tomar acciones para combatirlo.

Cabe aclarar que estar desanimado, no necesariamente es una señal de que nos encontremos deprimidos. Pues son muchas las situaciones o circunstancias en las que nuestro ánimo puede verse afectado sin llegar a este punto. Especialmente cuando atravesamos cambios o experimentamos mucha incertidumbre.

Aun así, es conveniente estar alertas. A fin de tomar las medidas necesarias para combatir el desánimo, y evitar que se instale de manera indefinida en nuestra cotidianidad, detonando problemas más serios.

El desánimo puede ser el preludio de la tristeza y la depresión | Foto vía Pixabay

Como combatir o superar el desánimo

Aceptar y reflexionar

Para gestionar adecuadamente cualquier emoción, el primer paso es aceptarla, es decir, identificarla y reconocerla. Pero lo más importante es que nos tomemos el tiempo de reflexionar sobre lo que el desánimo nos está diciendo sobre nosotros y nuestras acciones.

Tal vez te interese leer: Señales de problemas para gestionar las emociones y sus causas

Es posible que haya llegado el momento de hacer cambios importantes en nuestra realidad, replantearnos ciertas metas o proyectos, emprender nuevos retos, superar ciertas equivocaciones, etc.

Cuida tu alimentación

Cuando el estado de ánimo se ve alterado, muchas veces descuidamos nuestra alimentación. Bien sea comiendo menos de lo necesario, o por el contrario comiendo de más, especialmente alimentos dulces y calóricos.

Es importante comprender que las deficiencias en la alimentación pueden afectar negativamente aún más nuestro ánimo. Mientras que la ingesta de ciertas vitaminas, minerales y ácidos grasos contribuyen a regular nuestro sistema nervioso.

Mantente en movimiento

El ejercicio físico moderado es altamente beneficioso para el organismo. Pues nos ayuda a liberar serotonina. La hormona que nos permite experimentar la alegría y la sensación de bienestar.

Además de esto, intenta hacer actividades que sean de tu agrado que te ayuden a recuperar la ilusión diariamente. Por ejemplo un paseo por el parque, salir de comprar, compartir con amistades, o tomar ese curso que siempre quisiste y que habías postergado.

Aprende a soltar

Muchos de los conflictos emocionales que experimentamos se deben a nuestra incapacidad de entender y aceptar que es normal que se terminen ciclos y se produzcan cambios como la ruptura de una relación, un cambio de trabajo, la pérdida de un ser querido, etc.

Debemos asumir que siempre estaremos viviendo cambios continuos, y que en lugar de permanecer anclados en el pasado, tenemos que mirar hacia el futuro con actitud positiva, valentía e ilusión.

Fijarse metas a corto plazo puede ser un buen comienzo. Pero si sientes que va más allá de tu capacidad luchar con el desánimo, lo más conveniente es buscar la ayuda de un especialista profesional que te ayude a mejorar.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *