¿Cómo gestiono las emociones de mi hijo adolescente?

Como padres pueden ayudarse con recursos audiovisuales para gestionar emociones de los hijos. Foto Pixabay

En la adolescencia, la etapa más crítica del desarrollo humano, los padres suelen preguntar ¿cómo gestiono las emociones de mi hijo adolescente? para poder llevar adelante una relación familiar feliz. Es importante tomar en cuenta toda la información sobre las emociones y cómo desarrollar la inteligencia emocional.

La recomendación, en primer lugar, es conocer en teoría las emociones y las características que suceden cuando estás se presentan.

Por ejemplo, brindar la información al adolescente de que cuando se sienten ganas de golpear o atacar es porque está presente la emoción de la rabia, ira o cólera.

Hacerlos reconocer las emociones por sus respectivos nombres, comportamientos o reacciones le será más fácil al adolescente entender su respuesta ante cualquier situación complicada y así mismo se le facilitara para poder manejarla.

Quizá te interese revisar este http://diccionario emocional

Películas, videos, documentales o fotografías son recursos importantes que ayudan a brindar la información al adolescente. De una manera ajustada al entretenimiento y forma de relacionarse con el mundo actual.

La siguiente fase consiste en legitimar la emoción en ese hijo. Eso significa reconocer que está presente y permitirle expresarse con libertad. Sin que tenga que reprimirse por temor al juicio de lo que puedan decir los padres.

Se que no es la forma tradicional como nos criaron nuestros padres, (recuerdo a mi madre diciéndome ahora te castigo y yo diciéndole pero por que? si no fue mi cu….. y ella ni me dejaba terminar y decía ¡cállate! no me contestes y después decía que no me vas hablar? por que lo hiciste ? habla no te quedes callada!) y me castigaban por hablar y por no hablar.

Aunque ahora parece un chiste, fue esa manera de reprendernos lo que no nos permitió reconocer aceptar y expresar aquellas emociones que sentíamos. Para evitar hacer esto, como padres debemos dejar expresar las emociones en nuestros hijos.

Esto no quiere decir que vamos a dejar que nos griten o tengan un comportamiento inadecuando delante de nosotros. Te recomiendo que si su hijo/a esta enojado porque no la dejas salir o hacer lo que te ha pedido. Puedes decirle así : Ve a tu habitación grita, llora, di lo que deseas a la almohada o algún peluche, que tengas, saca eso y luego vienes hablar conmigo. En lo personal me funciona bien con mi hijo.

Estrategias en gestión de emociones de mi hijo adolescente

Otro aspecto importante que los padres, o adultos tutores, deben tener en cuenta es orientar al adolescente en la regulación de las emociones. Para ello es importante trabajar la comunicación con una estrategia.

Dentro de las estrategias para ayudar a regular esas emociones en los adolescentes puede ser esta:

Sentarse y conversar sobre algo que le a ocasionado mucho enojo con alguien o con algo y luego invitarlo a recordar que pasó cuándo paso, cómo pasó y por qué pasó. Haciendo que vuelva a vivir ese momento que él vaya detectando en que parte del cuerpo se concentra ese enojo. Es decir, qué hizo en ese momento y qué le hubiera gustado hacer frente a esa situación.

Así podrá reconocer cuáles son las características que le generarán esa emoción y podrá regular o cambiar más fácilmente los pensamientos o expresiones que surjan.

Una estrategia básica que deben usar los padres en la gestión de las emociones de sus hijos adolescentes es generar espacios de reflexión donde observen los pensamientos y también las sensaciones.

Los seres humanos tenemos la capacidad de tener una emoción sin expresarla, generando algún tipo de bloqueo interno y efectos negativos en la salud. Es justamente en la etapa de la adolescencia donde es importante que se aprenda a reconocer y gestionar esas emociones para no causar daño en las relaciones interpersonales ni tampoco daño al propio cuerpo.

Conclusiones

Ese tiempo y espacio de reflexión que promueven los padres le permiten al joven encontrar argumentos diferentes y formas más adecuadas para expresar todo lo que puede sentir. Para eso es importante que el adulto le brinde al adolescente el recurso narrativo, explicándole desde las condiciones que hicieron que aparezca una emoción, lo que siente, validar por qué lo siente y finalmente orientarlo en la forma más adecuada de decir el dolor, miedo, aburrimiento o ira que está presente.

Acostumbrarse a hablar de las emociones, saber cuáles son, reconocer que todos las experimentamos y reflexionar sobre todo el proceso son pasos importantes que se deben practicar para ayudar a nuestros hijos adolescentes a entender y gestionar sus emociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *