https://activaccion.com/1215286676062843
efecto Hawthorne

Qué es el efecto Hawthorne

El efecto Hawthorne se refiere al aumento de la productividad de los individuos debido al hecho de estar siendo estudiados u observados.

El término efecto Hawthorne fue acuñado por primera vez en 1955 por Henry Landsberger. Quién lo utilizó para referirse a los resultados encontrados en una serie experimentos llevados a cabo por el psicólogo Elton Mayo, en la fábrica de Hawthorne Works, en Estados Unidos.

Mayo, quien era además sociólogo y profesor de la Universidad de Harvard, realizó estudios en la referida fábrica entre los años 1924 y 1927. Su objetivo era evaluar la productividad de las personas en diferentes condiciones de iluminación en el área de trabajo.

Sorprendentemente, al contrario de lo que se esperaba, tanto en el grupo de control, como aquel en que se variaron las condiciones lumínicas, se incrementó el rendimiento laboral. Lo que motivó al investigador a modificar otras variables.

Pero independientemente de la intensidad de la iluminación, de que los días de trabajo fueran más o menos cortos, o que las condiciones de trabajo mejoraran o empeoraran, los resultados eran una mayor productividad.

Esto llevó a la conclusión de que la productividad de los trabajadores que participaron en el experimento estaba siendo condicionada. Es decir, ellos modificaban su comportamiento al saberse evaluados o analizados.

Estos estudios sirvieron de base para la denominada psicología industrial, que considera los factores interpersonales y dinámicas sociales que tienen lugar en los grupos.

Si se fomenta el sentimiento de responsabilidad en los trabajadores, incrementará su rendimiento y productividad. | Pixabay

Por qué es importante el efecto Hawthorne

Los psicólogos sociales proponen que cuando los individuos se saben observados, cambian su comportamiento para alinearse con las expectativas que creen, se tienen de ellos. Aunque al día de hoy, no hay un consenso científico sobre la validez de esto.

Sin embargo, los resultados del experimento Hawthorne hicieron evidente la gran relevancia de la motivación intrínseca. Lo que empresas u organizaciones podrían aprovechar para aumentar la productividad mediante la modificación del ambiente de trabajo.

Si se fomenta el sentimiento de responsabilidad y de confianza en un trabajador, su disposición y atención se verá multiplicada. Por lo tanto, se producirá el incremento de su rendimiento y productividad.

Tal vez te interese leer: Pasos para desarrollar el liderazgo

Cabe mencionar que, en la investigación original, los propios trabajadores opinaron que los resultados no se debieron únicamente a la presencia de los investigadores. Sino a la mejora de las relaciones personales entre los trabajadores y la dirección de la fábrica.

Pues tal parece que, con la intención de promover la colaboración de los participantes, se generó un clima en el que se prestó mayor atención a las demandas y opiniones de los trabajadores.

Lo anterior llevó a concluir que las empresas podrían lograr un aumento de la productividad, mediante la motivación de los empleados y el mejoramiento de su percepción sobre el ambiente en el que se desempeñan.

Tales consideraciones impulsaron el nacimiento de una nueva corriente de administración y dirección de empresas. Así como de los departamentos de recursos humanos modernos. En los que se tienen en cuenta la formación y el desarrollo personal de los empleados, así como las relaciones humanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *