Limpieza energética del útero

Limpieza energética del útero

Como sabemos, el útero es parte esencial del sistema reproductivo de la mujer. Un órgano sagrado capaz de crear y dar a luz otra vida. Pero que también es capaz de albergar energías negativas, y es cuando se hace necesario hacer una limpieza energética del útero.

Energéticamente, nuestro útero puede almacenar memorias y energías del pasado. Tales como relaciones violentas, abusos, frustración, tristeza y todo tipo de emociones negativas relacionadas con la sexualidad.

De acuerdo con la medicina tradicional china, el útero y los ovarios son claves para generar la energía sexual en la mujer. La cual se transforma en energía vital, indispensable para la salud de todo el cuerpo.

Es por ello que hacer una limpieza energética del útero, eliminando las emociones negativas que va acumulando con el tiempo, tiene un efecto positivo y revitalizador en todo el cuerpo, así como en la sexualidad femenina.

Tal vez te interese leer: Terapias alternativas: Las más practicadas

Esta práctica te permitirá pues aumentar tu energía vital física, y también te ayudará a tener menstruaciones menos dolorosas, aumentará tu deseo y placer sexual, así como a prevenir enfermedades del útero y a conocerte, apreciarte y valorarte más.

El objetivo de la limpieza energética uterina es sanar tu energía emocional para que puedas disfrutar de una vida plena. Es ideal para las mujeres que quieren expandir su mente, sanar heridas emocionales o conectar con su sexualidad. También cuando no podemos quedar embarazadas o cuando nos abruma la depresión, o emociones negativas como la rabia o el miedo.

El objetivo de la limpieza energética uterina es sanar tu energía emocional | Foto Pixabay

Ejercicios para hacer la limpieza energética de tu útero

Estos ejercicios te ayudarán a hacer una conexión cognitiva y emocional con tu útero que te hará notar cambios positivos en tus relaciones y sexualidad si los realizas de forma periódica:

Llena tu útero de energías positivas

Comienza respirando profundamente y trayendo a tu mente pensamientos bonitos y positivos. Luego coloca tus pulgares sobre el ombligo y une tus índices cerca del pubis. En el espacio entre ambas manos, visualiza y siente tu útero. Mientras continúas respirando suavemente. Después frota tus manos hasta generar calor y colócalas de nuevo en el vientre mientras agradeces a este lugar sagrado de tu cuerpo con amor.

Ejercicio de sanación

Contrae los músculos de la pelvis como si intentaras contener la orina. Luego de unos segundos de mantener la contracción, toma aire profundamente y sin soltarlo, piensa en todo aquello que quisieras sanar. Después suelta el aire al mismo que sueltas los músculos de la zona pélvica y repite varias veces hasta sentirte en completa calma.

Vaporizaciones vaginales

En un recipiente de cristal amplio coloca hojas de eucalipto, o algunas hierbas como salvia, manzanilla, ruda, pétalos de rosa, albahaca, azahar y lavanda. Añade agua hirviendo, tapa y espera unos cinco minutos o hasta que el vapor ya no esté tan caliente como para quemarte.

Mientras dejas que el vapor entre en tu cuerpo de manera suave y agradable, trata de mantenerte relajada y con pensamientos positivos. Procurando hacer una conexión profunda contigo misma durante alrededor de 20 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *