Que-es-la-terapia-Gestalt-y-sus-principios

Qué es la terapia Gestalt y sus principios

¿Qué es la terapia Gestalt?

La terapia Gestalt, que se incluye dentro de las terapias humanísticas, es un tipo de psicoterapia que se basa en el autoconocimiento como una forma de alcanzar el desarrollo personal. La cual cuenta con aportes de varias corrientes el psicoanálisis, el conductismo y la terapia sistémica.

Se trata pues de un tratamiento holístico, en el que el paciente toma parte activa. Pues debe comprender su situación personal, reconocer como actúa y tomar responsabilidad por sus actuaciones.

La terapia Gestal se originó en los años 40, de la mano de autores como Fritz y Laura Perls, Paul Goodman e Isadore From. Consolidándose hasta extender sus aplicaciones más allá de la psicología clínica.

Es por ello que este tipo de terapia no se limita a la consulta psicológica tradicional, sino se relaciona con el desarrollo personal, como una herramienta que permite reorientar nuestro estilo de vida.

El objetivo de la terapia Gestalt constituye entonces no solo tratar a una persona y sus trastornos, sino ayudarle a desarrollar todo su potencial. Haciendo énfasis en la importancia de las emociones y en mejorar la capacidad adaptativa de los individuos.

El objetivo de la terapia Gestalt es ayudar a las personas a desarrollar todo su potencial. | Foto via Pixabay

Principios básicos de la terapia Gestalt

El término Gestalt proviene de la palabra alemana gestallen, cuyo significado es “dar estructura”. En la terapia Gestalt se da mayor importancia a la forma en la que vivimos las experiencias, que a la experiencia en sí misma. Sus principios básicos se resumen así:

Enfocarse en el Aquí y ahora

En la psicoterapia Gestalt se concede la mayor relevancia al momento presente, como el momento más importante sobre el que debemos enfocarnos, para trabajar nuestro proceso de desarrollo  personal.

Como percibimos todo en una experiencia unificada, nuestra idea del futuro y pasado son solo proyecciones del presente. De manera que solo en el aquí y el ahora podemos ejecutar acciones para mejorar.

Puede que te interese leer: La terapia cognitiva

Tomar Consciencia

La aceptación de la experiencia es el segundo principio básico de la terapia Gestalt. Se refiere a tomar consciencia de cómo las emociones y las situaciones del entorno nos afectan.

Solo de esta manera podremos descubrir otras maneras de experimentar las vivencias. Con el fin de tomar mejores decisiones, y acercarnos un poco más al desarrollo de nuestra inteligencia emocional y autorrealización.

Tomar Responsabilidad

Debemos tomar responsabilidad de nuestros sentimientos y de cómo reaccionamos frente a todas las situaciones. Tomando acciones concretas para dirigir nuestra vida en la dirección deseada, y modificar aquello que nos provoca incomodidad o malestar.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.