empatía

Qué es la empatía, como desarrollarla y por qué

La empatía es la capacidad de comprender la situación y los sentimientos que experimenta otra persona. Independientemente de si se comparten o no las mismas opiniones o respuestas emocionales.

La empatía no es algo con lo que nacemos, sino que se trata de una habilidad interpersonal que adquirimos con el desarrollo emocional y social, comenzando desde la infancia.

De acuerdo con la psicología, la base de la empatía se encuentra en un tipo de neuronas llamadas espejo. Las cuales permiten captar e imitar los estados emocionales de los demás.

Sin embargo, es mediante la interacción con otras personas que se va desarrollando, a medida que se crean vínculos afectivos.

Cómo desarrollar la empatía

Aprende a escuchar

Una persona empática escucha activamente, es decir, no solo presta atención a las explicaciones o argumentos verbales de la otra persona, sino también toma en cuenta las manifestaciones no verbales.

Reflexionando además sobre lo que el otro comunica, dando señales de seguimiento o feedback, y mostrando interés genuino. A la vez que refleja expresiones verbales, faciales o corporales acordes al tema de conversación.

Muestra comprensión sin prejuicios

Las personas empáticas muestran respeto y tolerancia hacia los que le rodean. No juzgan ni recriminan a otros por opiniones de terceros, o por decisiones que ellas no habrían tomado en circunstancias similares.

También es importante que valides las emociones de la otra persona. Para lo cual puedes recurrir a frases como “comprendo por qué tomaste esa decisión” o “es comprensible que te sientas de esa manera”.

Sé respetuoso

Debes tener cuidado con la manera en la que dices las cosas Pues muchas veces se puede herir a alguien con unas cuantas palabras, solo por  no tener el suficiente tacto a la hora de comunicarnos.

Conviene recordar también que cada persona es diferente, con necesidades distintas. Por lo que se debe procurar adaptarse a cada una, y también considerando el momento o las circunstancias en las que se encuentra.

Ofrece ayuda

Al intentar desarrollar la sensibilidad empática es importante que preguntes a tu interlocutor si necesita algún tipo de ayuda o apoyo emocional, y estar dispuesto a ofrecerla en la medida de tus posibilidades.

Muchas veces solo escuchar activamente proporciona alivio a la persona que está atravesando por un problema o conflicto emocional. En estos casos será mucho más fácil mostrarnos empáticos cuando nos sentimos identificados con la situación o las emociones involucradas.

Las personas empáticas ofrecen apoyo emocional | Foto via Pixabay

Cultiva la empatía contigo mismo

Para comprender y ser empático con otros es muy importante que primer aprendamos a conocernos, y a entender mejor nuestros propios sentimientos y por qué reaccionamos o actuamos de la manera en que lo hacemos.

Por qué cultivar o desarrollar la empatía

La empatía es uno de los elementos más importantes de la inteligencia emocional y resulta muy positiva. Especialmente para nuestras relaciones interpersonales. Pues facilita la resolución de conflictos y nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos.

Tal vez te interese leer: Señales de problemas para gestionar las emociones y sus causas

Cuando somos empáticos nos conectamos mejor con nuestros semejantes, mejoramos nuestro autoestima y desarrollamos mejor capacidades como el liderazgo, la negociación y la colaboración, ¿te consideras una persona empática? ¡Cuéntanos si consideras que es importante la empatía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *