https://activaccion.com/1215286676062843
7 técnicas para lidiar con Compañeros

7 técnicas para lidiar con Compañeros de trabajo tóxicos

Cuando nos encontramos con personas tóxicas o conflictivas lo mejor es apartarse de ellas o poner distancia. Sin embargo, cuando estas personas son nuestros compañeros de trabajo, muchas veces no es posible, llegando a afectar, en algunos casos, nuestro rendimiento y estado de ánimo. Es por ello que aquí te presentamos 7 técnicas para lidiar con compañeros de trabajo tóxicos.

Intenta comprender cuales son las motivaciones de tu compañero tóxico

Existen varios tipos de personas que pueden ser consideradas tóxicas en el trabajo, por ejemplo hay personas con un alto sentido de competencia, las cuales son capaces de actuar de forma inescrupulosa para conseguir protagonismo.

También hay quienes se dedican a difundir información sobre sus compañeros, llegando a actuar como un “espía” del jefe. Otros en cambio asumen una actitud negativa y descalificadora y se muestran en desacuerdo con todo y con todos, tanto en público como en privado.

Por otro lado, también puede considerarse como tóxico aquel compañero que no cumple con su trabajo de manera eficiente, afectando los resultados de todo el equipo. Así como también el compañero manipulador que puede reunir varias de las características negativas mencionadas.

En la mayoría de los casos, este tipo de actitudes se encuentran relacionadas con problemas de inseguridad y baja autoestima. Es por ello que antes de increparle, es conveniente analizar cuál puede ser el motivo que se esconde detrás de su comportamiento.

También te ayudará determinar si se trata de un comportamiento regular con otros miembros del equipo, o si se trata de algo personal. De esta manera podrás tomar mejores decisiones sobre cómo proceder al respecto.

Asume una actitud neutra, procurando controlar tus emociones lo mejor posible

Es natural que ante ciertas actitudes nos sintamos agredidos, incómodos y hasta molestos. Pero es muy importante no perder el control de las emociones, y proteger nuestra autoestima, para no permitir que la actitud de los compañeros de trabajo tóxicos nos afecte.

También es necesario que tomemos cartas en el asunto. Pues si lo dejamos pasar pasivamente, poco a poco iremos acumulando enojo y frustración. Lo que terminará por afectar nuestro bienestar y nuestro desempeño en el trabajo.

No obstante, debemos tomar en cuenta que, cuando reaccionamos de forma agresiva con este tipo de personas, de alguna manera les concedemos poder. Es por ello que debemos tomar el control de la situación, reaccionando de una forma calmada, sin ceder a sus provocaciones.

Aprender a lidiar con compañeros tóxicos beneficiará todo el equipo | Pixabay

Mantén distancia y pon en práctica una comunicación asertiva

La mejor manera de combatir a los compañeros de trabajo tóxicos es marcar límites y mantener la distancia, limitando el trato a lo estrictamente necesario. Pero sea esto posible o no, siempre se debe tener una comunicación asertiva.

Es decir, debemos expresar lo que pensamos y sentimos en el momento y lugar adecuado. Explicando con claridad la situación y sus consecuencias, y ofreciendo posibles soluciones concretas.

Tal vez te interese leer: La importancia de expresar tus emociones

Enfrenta el problema de forma directa

Recuerda que lo más sano es afrontar el problema con la persona implicada directamente. En lugar de comentar el asunto con el resto de tus compañeros. Lo que te hará parecer una persona problemática y además puede empeorar la situación en lugar de mejorarla.

Intenta preguntar a la persona de forma empática que es lo que está sucediendo, desde el primer momento en que sientas que hay una situación tensa o incómoda. De tal manera que se pueda hacer las correcciones adecuadas para prevenir que esto escale a un problema mayor.

Solo en caso de que la actitud o acciones de tu compañero tóxico se mantengan después de esto, y estén afectando directamente tu desempeño laboral, deberás hacerle saber a tu jefe o supervisor inmediato lo que está sucediendo.

Reflexiona y cambia tu punto de vista

Si bien es difícil lidiar con un compañero tóxico con el que debemos tratar todos los días, debemos aceptar que no podemos hacer que cambie su conducta o personalidad, pero si podemos cambiar nuestra perspectiva para que esto no nos afecte.

Reflexiona de qué forma te afecta esta persona y qué puedes hacer para evitarlo. Puedes intentar tomar las cosas con humor o como una enseñanza o aprendizaje que te ayuda a crecer como persona.

Intenta ver el lado positivo de tu compañero

Aunque te cueste creerlo, la forma de actuar de tu compañero tóxico puede tener un lado positivo. Por ejemplo, aquel que siempre lleva la contraria en todo, en realidad puede ser beneficioso para el equipo, porque les puede ayudar a identificar debilidades antes no consideradas.

También es importante no obsesionarse con pensamientos negativos como el que cierta persona está en nuestra contra. Es mejor distanciarse mentalmente de estas ideas e intentar realizar actividades relajantes en nuestro tiempo libre. A fin de no dar importancia a estas personas fuera del ámbito laboral.  

Busca ayuda profesional

Si todo esto no resulta y en nuestro lugar de trabajo existe un protocolo para resolución de conflictos conviene activarlo. También podemos recurrir a la ayuda de un especialista que nos brinde la orientación profesional más idónea en estos casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *