El consumo de agua

El consumo del agua y la regulación del peso corporal

El agua es un líquido  vital que nuestro cuerpo necesita, no solo para vivir sino que en nuestro organismo cumple una serie de funciones importantes y además contribuye en la mejora de nuestro estado físico. Entonces, ¿Cuán importante es el consumo del agua?

Hablemos específicamente de nuestro peso corporal, cuando necesitamos regular nuestro peso una de las recomendaciones que más se llegan a escuchar es ¡toma agua! Pero no solo uno o dos vasos, por lo general recomiendan beber unos ocho vasos de agua diario.

Esto acompañado de un régimen alimenticio especial por supuesto que este destinado para bajar de peso, pero en algún momento ¿Te has preguntado por qué el agua puede ser de ayuda para llegar a bajar de peso? Bueno esto es lo que compartiremos en esta oportunidad para ti y todo aquel que llegue a este post buscando información relevante en cuanto a dicho tema, comencemos entonces.

El agua un gran aliado en el control de peso

consumo del agua
Sin duda el agua es el mejor acompañante del ejercicio | Foto vía: Pixabay

Podemos señalar que el papel que desempeña el agua dentro del proceso de adelgazar va mucho más allá de hacer sentir lleno o llena a la persona. Cuando se bebe agua se produce un aumento en el gasto de energía, esto se produce por un mecanismo dentro de nuestro organismo conocido como termogénesis.

 Es decir que se genera una producción de calor a través de reacciones metabólicas que aceleran el metabolismo basal del organismo. Cuando bebemos medio litro de agua, se agiliza el metabolismo en un 30% tan solo 10 minutos después de haber ingerido el líquido y el efecto máximo se logra alcanzar una vez que han pasado unos  30 o 40 minutos permaneciendo así por más de una hora.

Contribuye en el metabolismo de la grasa

He aquí otro mecanismo en donde el agua es protagonista contribuyendo  a bajar de peso pues se vuelve indispensable para metabolizar la grasa que se encuentra almacenada en nuestro organismo.

Cuando nuestro cuerpo comienza a deshidratarse, se presenta una reducción de la tasa metabólica repercutiendo en el gasto de energía y cuando se llega al punto de deshidratación moderada, los niveles de cortisol en la sangre se incrementan, esto genera un mayor almacenamiento de grasa e incrementa el apetito.

El agua también contribuye a que se reduzcan los antojos, y es el aliado perfecto para que nuestro organismo pueda absorber los nutrientes pues para esto las células requieren de agua y sin la hidratación adecuada nuestro cuerpo se vuelve incapaz  de absorber dichos nutrientes.

Esto produce en nuestro cuerpo una sensación de carencia y antojo, especialmente por alimentos dulces o grasosos. Por eso consumir agua contribuye combatir dichos antojos, lo que repercutirá en nuestro peso.

¿Cuánto consumo de agua necesitas?

consumo del agua
Asegúrate de brindarte a tu cuerpo la cantidad de agua que necesita | Foto vía: Pixabay

¿Tienes alguna idea de la cantidad de agua que debes tomar? Aquí tienes una sencilla ecuación que te ayudara a determinar esto.

En primer lugar divide tu peso en libras entre dos y así obtendrás el número de onzas que debes tomar al día. Aquí te dejamos un ejemplo, una persona que pese 170 libras, o 77 kilos, necesitará tomar 85 onzas es decir unos 11 vasos de agua por día, lo que viene a ser dos litros y medio de agua diariamente.

¡El mito que dice que el agua engorda!

Es totalmente falso, pues se trata de un líquido que no posee calorías, ni siquiera en el caso del agua con gas. En el cual lo que si puede llegar a producir son gases e hinchazón abdominal, como lo haría cualquier otra bebida carbonatada, pero no incide en nuestro peso corporal.

Entonces para finalizar debemos señalar que el consumo de agua no te hace rebajar, la función del agua en la regulación del peso como se mencionó anteriormente tiene que ver con que reduce el nivel de ansiedad con la que llegamos a la hora de comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *