cerebro

Diferencias entre cerebro femenino y masculino

Las evidentes diferencias en el comportamiento de hombres y mujeres ha planteado la interrogante sobre el origen cerebral de estas. Pero el camino para identificar si realmente hay diferencias entre cerebro femenino y masculino ha sido largo e intrincado.

Uno de los estudios más relevantes sobre este tema fue publicado en 2014 por la Universidad de Pensilvania. El cual concluyó que los cerebros femeninos están mejor dotados para procesamiento analítico e intuitivo. Mientras que los masculinos para la percepción y coordinación de acciones.

No obstante, años después este estudio fue criticado por la neurocientífica Gina Rippon. Para quien los cerebros femeninos y masculinos son más parecidos de lo que se cree. Pues en su opinión, sus diferencias responden más a la educación diferencial que al género.

Una idea similar apoya la neurocientífica Lise Eliot, de la Universidad Rosalind Franklin, en Estados Unidos. Para quien las pequeñas diferencias halladas entre el cerebro de hombres y mujeres responden a diferencias de tamaño y no de sexo o género.

Esta investigación, publicada en la revista “Neuroscience and Biobehavioral Reviews” señala que, que en proporción al tamaño corporal, el cerebro de las mujeres es 11% más pequeño que el de los hombres.

Cerebro, diferencias entre masculino y femenino
La ciencia confirma que no hay diferencias entre cerebro femenino y masculino | Pixabay

Este estudio también refuta la idea de que el cerebro de los hombres está más lateralizado que el de las mujeres, en las que se creía que ambos hemisferios funcionan de manera más sincronizada.

Además de esto, el equipo de investigadores observó que en cuanto a los estudios que  emplearon resonancia magnética funcional, las áreas cerebrales específicas que diferían en actividad entre hombres y mujeres no se repetían entre estudios. Lo cual se confirmó en otra investigación reciente de la Universidad de Stanford.

Conclusión

En conclusión, ningún estudio científico fiable ha podido demostrar que existan diferencias entre cerebro femenino y masculino que sugieran la superioridad de uno u otro. Mucho menos que justifique ningún tipo de exclusión o discriminación.

Si mujeres y hombres tenemos estructuras cerebrales que no se diferencian por género, fisiológicamente, tenemos las mismas posibilidades de crecimiento y dependerá de cada quien trabajar su desarrollo personal para aprovechar todo su potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.